Integración por una Vida Mejor

“¿Por qué hay gente que se cambia de país? ¿Qué la empuja a desarraigarse y dejar todo lo que ha conocido por un desconocido más allá del horizonte? ¿Qué le hace estar dispuesta a escalar semejante Everest de formalidades que le hace sentirse como un mendigo? ¿Por qué de repente se atreve a entrar en una jungla foránea donde todo es nuevo, extraño y complicado? La respuesta es la misma en todo el mundo: la gente se cambia de país con la esperanza de encontrar una vida mejor”.

Esmeraldas, Ecuador.- Esas son preguntas planteadas por Yann Martel, escritor canadiense creador de la novela La vida de Pi (2001). La inquietud detrás de estas preguntas sigue completamente vigente en la actualidad, para muchas personas migrantes y refugiadas en todo el mundo. Fueron estas interrogantes las que se plantearon las decenas de jóvenes y cientos de personas que participaron del encuentro por el Día Mundial del Refugiado en los espacios públicos de las comunidades del cantón San Lorenzo, en Ecuador.

Jóvenes líderes y organizados, como el grupo JORES (Jóvenes Replicadores de Esmeraldas), facilitado e impulsado por RET Internacional, participaron de diversas actividades en las comunidades de Palma Real y Santa Rita, junto a otros adolescentes y jóvenes para quienes esta experiencia constituyó un espacio relevante y de mucho aprendizaje. El énfasis de esta iniciativa estuvo en brindar información y sensibilizar a la población local en torno a los desafíos que enfrentan las personas refugiadas en el Ecuador, al tiempo de promover la participación y la integración comunitaria.

Lina  Oprobio, del grupo  JORES, nos comenta: “fue  muy hermoso compartir con los jóvenes  de Santa Rita, San Lorenzo y Centro Educativo Ancón De Sardinas, porque son los grupos con los que venimos trabajando este año en distintas capacitaciones. Pudimos compartir la campaña Lo que nos Une y así mirar cómo apoyar a los refugiados e integrarnos más, entender que todos somos seres humanos y podemos ser parte de esta comunidad al unirnos más.”

Jóvenes de grupos artísticos utilizaron el teatro y la danza como vía para promover su mensaje de integración e inclusión, abordando la mitología propia de la región y compartiendo expresiones propias de la cultura local, lo que fortalece el sentido de pertenencia de todos los participantes.

“Fue una gran jornada, de mucho impacto para la población local e informativa con respecto a los derechos que tienen los refugiados en el país”, dice Lupo Pera Rentería, de la Unidad Educativa Ancón de Sardinas.

De este modo, tanto las organizaciones participantes -RET Internacional, Asylum Access, HIAS, Servicio Jesuita para Refugiados, ACNUR, Misión Scalabriniana-, como las autoridades públicas -Defensoría del Pueblo, Defensoría  Pública y Gobierno Municipal de San Lorenzo-, unieron esfuerzos para que todos los adolescentes y jóvenes participantes, refugiados y locales, sintieran que sí es posible realizar ese sueño de una vida mejor.

Jóvenes en Panamá por la Diversidad Cultural

Panamá.- El pasado mes de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Diversidad Cultural. Entre las actividades promovidas y desarrolladas por RET Internacional en la región de América Latina y el Caribe, se incluye el apoyo al grupo Evolución Artística y Cultural de Adolescentes y Jóvenes (EACAJ) en la Feria Estudiantil del Colegio Ramón Cantera en Ciudad de Panamá.

En ese espacio, los jóvenes de EACAJ compartieron con los estudiantes de bachillerato sus vivencias en el camino de la participación juvenil, así como sus mensajes de inclusión e integración. Este encuentro produjo diversas expresiones a favor de la diversidad cultural, que fueron recogidas en varios videos que compartimos a continuación.

Espacios para el compartir, para la reflexión y para la valoración de LO QUE NOS UNE, son esenciales para la construcción de una sociedad fuerte y equitativa, donde todos caben.

Caminata por el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Dialogo y el Desarrollo

El 21 de mayo es el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, lo cual sirvió de marco para que el grupo de Jóvenes Replicadores de Esmeraldas (JORES) realizara una caminata en esta comunidad costera del Ecuador.

Durante el recorrido estos jóvenes mostraron pancartas con mensajes sobre la importancia de la pluriculturalidad para el desarrollo de la sociedad, con el objetivo de fomentar el respeto y el reconocimiento de las diferencias culturales, como una vía de aprendizaje y para la generación de entendimiento y paz.

En el año 2001 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 21 de Mayo como el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo. Regularmente las personas tienden a pensar que cuando se habla de diferencias culturales se está refiriendo únicamente a las diversidades étnicas. Sin embargo, también están constituidas por los saberes creados por los seres humanos.  El objetivo de este día es sensibilizar sobre la importancia del diálogo intercultural, la diversidad y la inclusión, como también para combatir los estereotipos y lograr un entendimiento y cooperación entre las personas de distintas culturas[1]. Andrea, integrante del grupo JORES, nos cuenta: “Por medio de un debate en las oficinas de RET nosotros los jóvenes del grupo  JORES nos  reunimos para  iniciar  con el tema de las culturas en donde hubo una pequeña confusión, unos  decíamos que era el día de las etnias y otros opinaban que era el día de la diversidad cultural. Resultó que era la unión de las dos porque se habla de las dos cosas y fue allí cuando entendimos porque la ONU declaro que el 21 de mayo se conmemora  el  Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Dialogo y el Desarrollo.”

A pesar de la lluvia, la actividad tuvo éxito y fue muy bien recibida por la comunidad de Esmeraldas. Muchas personas se detenían a preguntarles a los jóvenes sobre esta efeméride como también para felicitarlos por su labor e iniciativa hacia la búsqueda del diálogo intercultural y el combatir la polarización.

Ruby Montaño, Técnico de Integración Socio Cultural de RET en Esmeraldas, nos cuenta que para  ella fue una actividad muy enriquecedora: “Como técnica significó mucho para mí ver la motivación de los  jóvenes, el empeño en realizar la actividad, el que dijeran que ahora entienden lo que es abrir el diálogo sobre la diversidad cultural,  para respetarla y promoverla. Como persona, el ser parte de un evento de este tipo en mi comunidad me gusto mucho. Muchos desconocía de la importancia del día. Fue muy significativo el ver que los chicos sí se interesan en temas como estos, y sentirme que yo también soy parte de esa diversidad cultural y que se puede lograr mucho.”

Para estos jóvenes del grupo JORES el tema de diversidad cultural es de suma importancia ya que el grupo está conformado por jóvenes de dos nacionalidades, Colombiana y Ecuatoriana, como también muchos de ellos provienen de diferentes provincias. Los integrantes del grupo han tenido la oportunidad de aprender sobre la cultura de los demás y han aceptado y respetado aquellas diferencias, de modo que ellas se convierten en una fortaleza que los enriqquece como personas.

Por todo ello, los jóvenes decidieron emitir un comunicado que expresa la importancia del diálogo, su pensamiento sobre la diversidad cultural y su lucha contra la discriminación:

COMUNICADO GRUPO JORES – HOY 21 DE MAYO DE 2017, LOS JÓVENES QUEREMOS EXALTAR EL DIÁLOGO ENTRE CULTURAS.

Porque como jóvenes nos parece imprescindible declarar la importancia de este diálogo, queremos dar realce no solo a nuestra cultura sino a la diversidad cultural que existe.

Hoy buscamos generar la discusión, con el fin de lograr que: miremos la interculturalidad como generadora de aprendizajes,   que los jóvenes tengamos aceptación y conciencia cultural.

Nuestro mensaje es para la comunidad en general, las diferencias culturales no sólo son las diversidades étnicas si no, una recopilación de saberes creados por el tiempo; desde la gastronomía, música, danza, arte, gestos y actitudes que nos llevan a toda una herencia ancestral. 

El pensamiento de nuestro grupo de jóvenes es que tenemos una lucha contra las desigualdades, la discriminación, el desconocimiento y la no aceptación de la diversidad cultural; hacemos énfasis en la preservación de las culturas.

———————————-

[1] Un.org. (2017). Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo21 de mayo. [online] Disponible en: http://www.un.org/es/events/culturaldiversityday/ [25 de Mayo 2017].

El Teatro de la Integración en la USMA

Recientemente se realizó otra edición del Teatro de la Integración, esta vez en Panamá, en la Universidad Santa María la Antigua (USMA). Esta actividad, que forma parte del conjunto de acciones de la Campaña Regional LO QUE NOS UNE, contó con la participación de alrededor de 50 estudiantes de la escuela de Comunicación Social, quienes trabajaron sobre sus percepciones en torno a los demás, para la comprensión y abordaje del fenómeno de la discriminación. 

Panamá, Abril 2017.- La experiencia del Teatro de la Integración se viene desarrollando desde el 2016 y tiene como base testimonios recolectados por RET Internacional, sobre las experiencias de personas refugiadas en la región, que se han visto obligadas a dejar su país de origen protegiendo sus vidas y huyendo de la violencia.

El taller permite a las personas participantes, en este caso estudiantes de Comunicación Social, entrar en contacto con estas historias y reconocer lo que en ellos produce o evoca el contacto con la violencia presente en la Región, al evocar situaciones como las generadas por el conflicto armado en Colombia y las confrontaciones entre pandillas en los países del Triángulo Norte de Centro América. En un segundo momento la atención gira sobre experiencias de superación y desarrollo de la resiliencia, a través de vivencias narradas por sus protagonistas, en este caso participantes del trabajo que realiza RET en la Región.

Los estudiantes presentes tuvieron la oportunidad de improvisar escenas relativas a sus propias vidas, haciendo presentes tanto momentos en que enfrentaron dificultades, se vieron impactados por eventos desafortunados, así como también pasajes de aprendizaje y crecimiento personal en la superación de la adversidad. Así pudieron encontrar puntos de encuentro y recorrer un territorio común que facilita reconocer lo que nos une, dejando de lado los prejuicios que pueden producir actos de discriminación.

Las técnicas del teatro espontáneo y del psicodrama facilitan el desarrollo de una experiencia en la que la reflexión se desarrolla a través de la acción escénica, lo que produce un aprendizaje significativo en cada uno de los participantes. Una vez realizadas las escenas todos los presentes tuvieron oportunidad de compartir sus percepciones a través del diálogo en plenaria.

Esta experiencia fue posible gracias a la receptividad de la prof. Rosa Guizado, quien es directora de la escuela de Comunicación Social de la USMA, así como a las autoridades de esta casa de estudios, quienes tienen un alto compromiso con la formación de profesionales con sentido de responsabilidad social.

TIENES DERECHOS Y MERECES RESPETO

Con el lema “no importa de dónde eres, tienes derechos y mereces respeto”, los integrantes del grupo Jóvenes X de Quito, Ecuador, salieron a las calles a motivar diálogo y reflexiones en torno a la discriminación de una manera muy especial. En las próximas líneas, uno de sus integrantes comparte con nosotros su experiencia, en primera persona. 

El día sábado 25 de marzo, nosotros como grupo JÓVENES X, que apoya RET Internacional en Ecuador, salimos a las calles de Quito a conmemorar el Día Internacional para la Eliminación de Discriminación (que se celebra el 21 de marzo), por medio de la improvisación teatral en la calle.

Salimos juntos Jhoiner, Steven, Hanier, Daniel, Lupita, Vero, Kevin, Gabriel, Wilder, Emely, Natalia, José, Nicolás, Ángel, con la compañía de Lore, quien es responsable de integración sociocultural para RET. Nos fuimos al centro histórico de Quito, nuestro escenario fue la plaza de Santo Domingo.

Recreamos allí una escena de discriminación hacia personas colombianas: dos de nuestras compañeras estaban registrando personas para un concurso, para ganar una cena, pero hacían énfasis en que solamente podían participar ecuatorianos. Otros amigos del grupo intentaban reclamar, porque como extranjeros que viven en Ecuador tienen los mismos derechos. Así se generó una situación en la cual se involucraron las personas en la plaza, a través de distintas reacciones: al inicio sólo mirar y escuchar, luego otros se animaron a defender los derechos de los jóvenes colombianos que querían participar del concurso, los menos mantuvieron actitudes de discriminación.

Un poco más tarde, tomamos la Ecovía, medio de transporte que va del sur al norte de la ciudad. Allí adentro hicimos tres actuaciones: iniciamos con comentarios negativos e irrespetuososo sobre un grupo de jóvenes colombianos (cómplices de la improvisación). Les acusamos de ladrones, drogadictos y violentos, para generar reacciones de las personas presentes. Repetimos muchas veces la misma secuencia: nos subimos, hicimos la escena, registramos reacciones, nos bajamos para volver a subir y continuar así todo el proceso.

Las reacciones de las personas que compartían el bus con nosotros nos permitieron ver que en Quito hay muchas personas de otros países, entre ellos colombianos, venezolanos, mexicanos y mucho más. Para nosotros esto quiere decir que esta ciudad puede ser un espacio para el encuentro armónico de culturas, para el enriquecimiento de todos gracias a nuestras diferencias. Estas eran precisamente las ideas que expresaban otros extranjeros en el bus cuando salían en defensa del grupo de jóvenes colombianos que estaba siendo insultado, y a ellas no tardaron en sumarse muchas voces quiteñas para plantar posición en contra de la discriminación, con un fuerte llamado al respeto hacia los demás. Esto nos hizo sentir muy bien.

Todo lo vivido ese día se convirtió en una experiencia enriquecedora, porque ha sido para nosotros muy importante poder transmitir un mensaje desde el sentir. Nosotros sabemos que no basta con explicar que discriminar está mal, es necesario provocar indignación frente a esa realidad y producir la experiencia que nos haga aceptar que no podemos quedarnos callados. Por eso sentimos que logramos un ejercicio para expresarnos, para protestar frente a acciones discriminatorias, esas que denigran y excluyen, que no deben persistir.

Así nos pudimos reconocer como personas dignas y con nuestros derechos, así como ver a los demas con el mismo respeto sin importar su procedencia.

Jóvenes Madiba y sus retratos de vida

El arte es sin duda una vía para acercarnos a la experiencia subjetiva de otros. Es un camino que hace menos amenazante el encontrarnos, porque podemos reconocer lo que los demás han experimentado a través de un cuento, una pintura o un ejercicio escénico. Este encuentro se está produciendo en Costa Rica, a través la producción artística de jóvenes refugiados y migrantes que quieren contar su historia, como una vía para superar las distancias y hacer frente a la xenofobia. 

Costa Rica, marzo 2017. El proyecto “llevando el arte a las calles” busca exponer e informar a las comunidades, por medio del arte, las situaciones que viven las personas migrantes y refugiadas. A través de la producción artística, jóvenes participantes expresarán de distinta forma los desafios que enfrentan cuando dejan su país de nacimiento y arrivan a un contexto cultual diferente.

Esta práctica, que pasa por un proceso reflexivo, de conexión con la propia experiencia para la producción artística y luego al encuentro con otras personas para presentar lo creado y contar la propia historia, tiene como uno de sus objetivos fortalecer una cultura de tolerancia y respeto, para tener un impacto en la disminución de la discriminación y la xenofobia.

En segundo lugar, se apunta a que los jóvenes participantes desarrollen habilidades artísticas y expresivas, aumentando su capacidad para compartir su vivencia migratoria, lo que les otorga mayor seguridad y multiplica sus recursos para hacer frente a las adversidades propias de su condición.

El proceso de capacitación incluye la expresión artística para un total de 13 jóvenes participantes de este proyecto, quienes han escrito ua autobiografía como punto de partida de la experiencia. A partir de sus historias han creado dibujos, que reflejan sus vivencias y que al final de este texto compartimos.

Las imágenes creadas por la mano de este grupo abordan de manera personal temas como la migración y el refgio, el dolor frente al rechazo, los golpes de la discriminación, las dificultades para integrarse a un nuevo país. Al hacerlo público, estos jóvenes se dan cuenta que pueden abrirse a otros pues al hacerlo público ayudan a sensibilizar e informar a la sociedad.  Soltarlo es también comenzar un proceso de reencuentro consigo y con otros.

Al momento de escribir estas líneas los dibujos no han sido expuestos todavía, es este el primer espacio en el cual se muestran, junto a un llamado para comprender la necesidad de una acogida positiva a las personas que se han visto obligadas a salir del país donde vivían, huyendo para proteger su integridad y la vida sus familias.

Tal y como lo ha indicado la facilitadora de esta experiencia “Creo que sirve para que tengamos noción de cómo sus vidas han sido marcadas por la violencia y lo que representa para ellos y ellas el desplazamiento”.

……………………………………………………………………

Aquí la galería (Click para ampliar):