RET en Costa Rica: Integración a través de la Diversidad

El grupo de hombres refugiados y migrantes “Rumbo Seguro” reconoce el valor de la diversidad cultural y avanza en su proceso de integración

El pasado 21 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Diversidad Cultural, día en el cual se valora la riqueza de culturas para la generación de un diálogo mundial para el desarrollo.

Adelantándose a esta celebración, los integrantes del grupo Rumbo Seguro* de Costa Rica, hombres migrantes y refugiados provenientes de distintos países de América Central y del Sur, visitaron a finales del mes de abril la ciudad de Puerto Limón, lugar caracterizado por su gran diversidad cultural.

El Caribe costarricense es cuna de migraciones, puerta de entrada y tránsito de personas con distinta procedencia y prácticas, quienes fueron configurando paulatinamente la identidad nacional y produjeron un crisol de diversas costumbres y cosmovisiones que hoy conviven armónicamente y se integran.

El viaje del grupo Rumbo Seguro a esta localidad les permitió reflexionar sobre el fenómeno de la integración sociocultural en Costa Rica, a través de la visita a lugares históricos de la provincia de Limón, lo que fue además una oportunidad para reconstruir narrativas sobre el propio presente y la transformación personal que han experimentado en su tránsito desde su país de origen hasta este nuevo contexto.

El grupo tuvo también la oportunidad de conocer la isla Quiribrí, más conocida como isla Uvita, que constituye también un paisaje lleno de historias. Este territorio, que estuvo mucho tiempo en abandono, está siendo recuperado por la Asociación Amigos de Isla Uvita, organización que recibió a Rumbo Seguro para un intercambio.

La Asociación Amigos de Isla Uvita no solamente guio a Rumbo Seguro a través de distintos espacios de la isla, sino que les habló de las ventajas del modelo asociativo y les invitó a apoyarles en su causa de recuperación y cuidado de los espacios naturales, propuesta que fue muy bien recibida por el grupo. Juntos llegaron al acuerdo de crear un programa de voluntariado para seguir avanzando en la recuperación de la isla, contando con el apoyo de población refugiada y migrante.

El recorrido por la isla fue además un espacio para pensar en la propia identidad, en lo vivido como migrantes y refugiados, en sus desafíos particulares hacia la integración, para valorar lo presente y reconocer el valor del intercambio cultural que todos experimentan actualmente.

De esta manera, RET Internacional impulsa los procesos de integración, mientras que Rumbo Seguro cumple con su propósito de contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida, no solamente de la población migrante y refugiada, sino también de la nacional, a través de iniciativas culturales y socioeducativas.

————————————-

* Rumbo Seguro es una agrupación que nace en Costa Rica y está conformada por hombres refugiados y solicitantes de asilo de varios países de Centroamérica y Suramérica. Dentro de este grupo se han venido realizando actividades para fomentar la integración de los participantes, capacitarlos para lograr su medio de vida, crear una red de apoyo no solo entre ellos pero también hacia el país de acogida, entre otras.

Caminata Luces de Anhelo

El grupo de Jóvenes Replicadores de Esmeraldas (JORES), realizó el pasado 09 de abril una caminata llamada “Luces de Anhelo”, para conmemorar el Día de la memoria y solidaridad con las víctimas del conflicto armado en Colombia.

Junto a los miembros de JORES, numerosos vecinos de la comunidad de Esmeraldas, en Ecuador, llevaron de manera silenciosa sus velas y faroles, para transmitir un mensaje de luz y honrar a las víctimas. De este modo, se sensibiliza a la población de esta localidad, tal y como lo explica Diana, una joven participante: “Cada una de las personas que estábamos en la caminata en su silencio, alentaba curiosidad a los que percibían la caminata, entonces eso da valor a que muchos se acerquen y pregunten,  la razón por la cual el silencio, y por qué tal caminata.”

El Día de la Memoria y Solidaridad con las víctimas del conflicto armado, se celebra cada 9 de abril desde que se aprobó la Ley 1448 de 2011 en Colombia. Por todo este país y en sus 10 consulados del continente americano, se realizan actividades para recordar cómo afectó a la población colombiana, al igual que a la región, las décadas de violencia. También se reconoce como muchas de estas víctimas han superado las adversidades y han seguido adelante con sus proyectos de vida.

El lema de la actividad fue “No hay que tener miedo de mirar al pasado, porque solo así se sabe quiénes somos… Somos superación, esfuerzo y motivación”. De este modo se enfatiza el valor y la constancia que muchas familias afectadas han demostrado, para enfrentar los retos generados por la violencia, el desplazamiento forzado y la condición de refugio en otro país. José Luis Quiñonez, uno de los miembros del grupo JORES expresó: desde mi punto de vista, fue interesante, porque el objetivo que nos planteamos se llevó a cabo. Resaltar que hay que seguir luchando.”

Con una concurrencia  de  aproximadamente  60  personas que se fueron agregando en el camino para ser parte de este evento, la actividad llegó a su fin en la playa de las Palmas. Juan Pablo Guerrero del grupo JORES comenta que: “hubo mucha entrega de parte de todos los participantes, hacerle saber a los demás lo que es el 09 abril. También expresar muchos sentimientos con todo lo que plasmaron a través de  sus mensajes, amor paz, justicia para todos”. Gracias a la iniciativa del grupo JORES, Esmeraldas se dio un paseo por los recuerdos de  las  víctimas  de la violencia del conflicto  armado y el llamado a la lucha por la paz.

El grupo JORES nació en Esmeraldas debido a la necesidad que tenían estos jóvenes participantes de crecer. Así evolucionaron sus iniciativas juveniles hasta conformar una agrupación estable, bajo la guía de RET Internacional. JORES está trabajando en vinculación con la comunidad desde el 16 de febrero del 2015, cuando se crea su nombre; sin embargo, viene su génesis se remonta al año 2014, cuando iniciaron las labores de capacitación y preparación como iniciativa juvenil.

Actualmente están enfocados en el trabajo de jóvenes para jóvenes, sin dejar de preocuparse por sus derechos y sus obligaciones, siempre con un enfoque en sensibilización en torno a la violencia, la discriminación y la xenofobia.

JOIN, el nuevo nombre del grupo de jóvenes en Quito

Quito, Marzo 2018.- El proceso del grupo de jóvenes en Ecuador, que es acompañado y apoyado por RET Internacional desde hace al menos 4 años, ha venido evolucionando en la medida en que sus participantes logran mayor cohesión y sus proyectos se hacen más exigentes para todos.

El grupo Jóvenes X, ubicado en Quito, experimentó durante el 2017 una significativa evolución. Entre los hitos más importantes de este período está el proceso de creación y montaje de un ejercicio escénico, que fue presentado durante el mes de octubre, pero cuyo profundo eco persiste en la memoria de todos los integrantes del grupo.

“Desde que estoy en el grupo he visto como ha cambiado el compromiso de todos, nuestras actividades son más constantes y estables. Lo más importante ha sido la integración con mis compañeros, el poder asumir nuevas responsabilidades y estar en espacios de compartir donde somos cada vez más diversos. Todo lo que hacemos nos lleva a la inclusión, a la unión de nuestras culturas.” Gabriel Amorocho, colombiano, 16 años.

Más cohesionados, luego de haber compartido sus historias y expresado las emociones que sus experiencias les producen, estos jóvenes continuaron compartiendo espacios, reconociéndose los unos en los otros, al reforzar su compromiso por combatir cualquier forma de discriminación, especialmente la xenofobia, y generar la integración juvenil, sin limitante de procedencia, cultura o raza.

Quizás fue este tiempo de consolidación lo que los llevó, en sus diálogos constantes, a reconsiderar el mismo nombre del grupo. Jóvenes X reflejó por varios años sus ganas de reconocerse diferentes, sin excluir a nadie, pero no identificaba su entusiasmo actual ni la apertura para sumar nuevos miembros y seguir expandiendo su acción.

Nuevos participantes han venido llegando desde finales del año 2017, algunos provenientes desde otros continentes, también de países más cercanos como Venezuela. Otros han tenido la oportunidad de intercambiar aprendizajes con jóvenes de países de África o del Oriente Medio. Esta apertura, que es posible a través de la labor que RET Internacional desarrolla en el mundo con énfasis especial en juventud, generó un cambio de perspectiva en Jóvenes X al punto de tomar la decisión de cambiar su nombre.

Hoy el grupo se inspira para su actuar en las palabras “culturas sin fronteras”, porque quieren albergar jóvenes de todos los orígenes y fronteras. El nombre que han elegido para esta nueva etapa es JOIN, integrando una jota cuyos trazos provienen de la lengua árabe, para remarcar su talante integrador, más allá de cualquier frontera, así como subrayar su invitación constante para que otros también se sumen.

“Join significa la unión de la cultura de todos los miembros del grupo, expresa nuestro deseo de crecimiento. El grupo me ha permitido integrarme social y culturalmente al Ecuador, me ha dado oportunidades y la fuerza para cambiar la realidad social de nosotros los jóvenes.” Juan Carlos Blanco, venezolano, 19 años.

LO QUE NOS UNE ES EL ARTE, EL DEPORTE y LA MÚSICA

RET en Ecuador.– El grupo Jóvenes Replicadores de Esmeraldas (JORES) en Ecuador, tomó la iniciativa de realizar el pasado 26 de marzo un evento cultural y deportivo en conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación y del aniversario de la Campaña Regional de RET Internacional Lo que nos une.

Durante el evento, miembros de la comunidad participaron en actividades deportivas (fútbol, voleibol de playa), acrobacias, baile de música afro y disfrutaron de música urbana en vivo. También fueron invitadas organizaciones de la comunidad de Esmeraldas a este compartir en el que se difundieron mensajes de unidad e integración, en rechazo a la discriminación y a la violencia en cualquiera de sus formas.

Tal como lo comenta Ingri Esmeraldas Castillonos “el grupo JORES llevó un evento de integración comunitaria a las Palmas, Balneario que se encuentra en Esmeraldas, para celebrar la campaña Lo que nos une, donde personas de color, mestizos, jóvenes, niños y adultos, se mezclaron, jugaron y convivieron en paz.”

Entre fotos y avisos con mensajes de integración, se disfrutó de la danza y la música, en un ambiente de integración. Durante toda la mañana el equipo de RET Internacional apoyó al grupo JORES en el desarrollo de esta actividad, que tuvo como objetivo celebrar la diversidad que convive en Esmeraldas. Al crear estas oportunidades para el compartir, conocerse e integrarse, se suma a la prevención de la discriminación, particularmente la xenofobia, al tiempo que se coopera con la disminución de la violencia en la comunidad. Estas son oportunidades para superar estereotipos y transformar prejuicios.

Miguel Mesa Castillo, miembro del grupo JORES, comentó: “ante los problemas de violencia y xenofobia que se presentan en la comunidad de Esmeraldas, nuestro grupo presenta esta campaña para la comunidad con el fin de luchar en contra de la violencia, la xenofobia y recalcar los derechos de los seres humanos. En esta actividad que une deporte y arte, las personas tienen la ocasión para superar barreras mentales ante los demás y observar las cosas positivas de cada uno.”

CASA EN TIERRA AJENA (Cine-Foro)

Cuando se trata de población refugiada y migrante, todos los espacios de encuentro e interacción tienen vital importancia, especialmente para la reconstrucción de los vínculos y el tejido social perdido.

El pasado 25 de enero, el grupo de jóvenes Madiba, con el apoyo de RET Internacional, cumplió son su primera actividad en agenda para este 2018: la realización del Cine-Foro “Casa en Tierra Ajena” (https://www.casaentierrajena.com/). El nombre es dado por el documental proyectado, basado en el libro “No más muros, migración forzada en Centroamérica”, del académico costarricense Carlos Sandoval.

La sede de RET en San Pedro fue el lugar de encuentro para que una treintena de personas provenientes de Honduras, El Salvador, Guatemala y Venezuela se dieran cita, para compartir sus reflexiones luego de ver el audiovisual. El documental refleja, justamente, la realidad de muchas de las personas que acuden al centro de trabajo de RET en Costa Rica en solicitud de apoyo.

Jóvenes Madiba, como grupo, tiene como uno de sus objetivos promover mayor integración de los jóvenes refugiados y migrantes, junto a sus familias, a través de la creación de formas de participación y la promoción de actividades y mensajes de aceptación frente a la diversidad, para prevenir y disminuir cualquier forma de discriminación.

Oswaldo, uno de los participantes de esta actividad, proveniente de Venezuela e integrante del grupo de hombres “Rumbo seguro”, señaló que escuchar estas experiencias contadas por sus protagonistas, le permitió entender la situación compleja y violenta que viven miles de familias en Centroamérica y solidarizarse cada vez más, con sus hermanos latinoamericanos.

Esta fue solamente la primera de muchas proyecciones que Jóvenes Madiba estará realizando este año, con el propósito de seguir generando encuentros entre jóvenes y adultos, entre familias, entre refugiados, migrantes y comunidad local. De esta manera, RET Internacional impulsa el posicionamiento de los jóvenes como agentes de cambio social positivo, capaces de generar soluciones y promover formas de integración y apoyo.


VER EL DOCUMENTAL COMPLETO:

Conversatorio Comunicación para la Paz en Costa Rica

En el marco del acuerdo de cooperación que RET Internacional mantiene con la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (ULACIT) de Costa Rica, se realizó el pasado 11 de diciembre el conversatorio Hacia una narrativa para la cohesión social.

La presentación se desarrolló como una video-conferencia, con los estudiantes de la clase Negociación y resolución pacífica de conflictos, llevada por el profesor Oscar Gutiérrez. Durante la sesión, los jóvenes presentes recibieron información sobre diversos conflictos y situaciones de violencia existentes en la región de América Latina y el Caribe,  con especial énfasis en una reflexión en torno a las narrativas que se van construyendo en los medios de comunicación y las redes sociales.

El foco de la exposición inicial, desarrollada por el Gerente de Comunicaciones para Proyectos de RET Internacional, Markel R. Méndez H., es sensibilizar a los jóvenes y mostrarles alternativas prácticas relacionadas con la comunicación para la paz. La invitación es a entender la comunicación como un proceso interactivo complejo, con diversos flujos de información a través de múltiples caneles, en el cual es fundamental la mediación que se genera en las interacciones personales y por medio de las redes sociales, para la construcción de una narrativa alternativa que promueva la paz.

En la actualidad, todos somos tanto consumidores como productores de información, de modo que podemos generar un impacto en la forma de percibir la realidad y en los modos de dialogar, que pueden tender al conflicto o a la convivencia pacífica.

Los esfuerzos de RET Internacional en América Latina y el Caribe en promover y multiplicar un mensaje de integración, paz y cohesión social, toman forma a través de estas actividades de la campaña “Lo que nos Une”.

Además de este proceso de colaboración con ULACIT en Costa Rica, durante el año se realizaron también actividades, dirigidas a informar y sensibilizar a población juvenil, con el apoyo del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL) en Ecuador y la Universidad Santa María la Antigua (USMA) en Panamá.

Un Mural de Diamante Azul para los #16DíasdeActivismo para terminar con la violencia contra la mujer

En el marco de la conmemoración del día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, la campaña #16DíasdeActivismo y la Micro-Campaña de RET Internacional para la prevención de la violencia basada en género (VBG), el grupo de mujeres Diamante Azul, con el apoyo y acompañamiento de RET en Costa Rica, diseñaron y pintaron un mural relacionado con la temática.

Un proceso de formación y reflexión ha sido la base de esta y otras actividades, que les permite difundir un mensaje de empoderamiento y fortaleza como grupo de mujeres, frente a las adversidades que han tenido que superar a lo largo de sus vidas.

Aprender a identificar, reconocer, abordar y nombrar las distintas formas de violencia basada en género, es un elemento central para el desarrollo de capacidades que les permitan hacerle frente y detenerla, en cualquier de sus formas y niveles de manifestación.

Este mural fue realizado en una pared del edificio que alberga el Tribunal Administrativo Migratorio, lo que es sumamente significativo, no solamente porque Diamante Azul es un grupo conformado por una mayoría de mujeres refugiadas y migrantes, sino además porque las situaciones de desplazamiento forzado aumentan significativamente los riesgos de violencia hacia la mujer.

En este proceso, se involucró el Centro de Derechos Sociales de los Migrantes (Fundación CENDEROS), contando con el apoyo de ACNUR.

Conversatorio de Comunicación para la Paz en Ecuador

En alianza con CIESPAL y con la participación de la agencia de noticias PRESSENZA, se realizó el pasado mes de octubre el conversatorio de Periodismo para la Paz. RET Internacional completó al grupo de ponentes, para presentar su reflexión sobre Comunicación para la Cohesión Social y la Paz.

En el marco de la Campaña LO QUE NOS UNE y del Día Mundial de la Paz, se realizó este encuentro, con la presencia de estudiantes de comunicación social y algunos profesores de la Universidad Católica de Ibarra, en espacios otorgados por la Prefectura de Imbabura.

El momento fue propicio para insistir en la relevancia de impulsar una narrativa para la paz, en tiempos que parecen marcados por la confrontación y la violencia. La disertación realizada por Markel R. Méndez H., Gerente de Comunicaciones para Proyectos de RET, planteó la necesidad de fortalecer el sentido humano de la comunicación, los vínculos comunitarios y la responsabilidad individual en la producción de contenido y su difusión a través de las redes sociales. Cualquiera puede difundir mensajes de división y confrontación, pero todos podemos optar por desarrollar un discurso de comprensión, respeto y promotor de la cohesión social.

Por su parte, el Dr. Francesco Maniglio, director de investigación de CIESPAL, explicó que cuando hablamos de paz en realidad estamos hablando de justicia. La justicia social es el elemento esencial para el sostenimiento de la conexistencia en las sociedades, de modo que en su ausencia no podremos hablar de paz. Al insistir sobre este punto planteó además que la paz no es la ausencia de guerra, lo cual podría lograrse a través de la represión o en un estado de apatía general de la ciudadanía; cuando hablamos de construir la paz, en realidad visualizamos un estado superior de la sociedad, uno donde existe equidad y, una vez más, justicia.

Los periodistas Mariano Quiroga y Javier Tolcachier de PRESSENZA, ofrecieron herramientas concretas para practicar un periodismo más equilibrado y comprometido con la promoción de la paz, no solamente a través de su exposición sino con el desarrollo de una práctica que permitió a todos los particiantes entender las exigencias de una visión distinta del oficio, así como la relevancia del rol que juegan los comunicadores y los medios de difusión de información, en la construcción de imaginarios tendientes al conflicto o a la paz.

RET Internacional se sumó a esta actividad como parte de sus esfuerzos por promover la integración y la construcción de paz, como dos mensajes importantes de la Campaña LO QUE NOS UNE, así como en la dinámica de la Micro-Campaña desarrollada entre septiembre y octubre por el Día Mundial de la Paz.

Esta actividad fue posible gracias al acuerdo de cooperación que mantienen RET y CIESPAL en la actualidad.

Taller y mural por la solidaridad y la compasión

Venezuela.- Promover los valores de la dignidad, la solidaridad y la compasión, constituyó un importante complemento de las actividades implementadas por el equipo de RET en Venezuela, como parte de la conmemoración del Día Mundial de la Paz, que se celebra cada 21 de septiembre.

La reflexión sobre la construcción de la paz fue incluída en el taller de Derechos Humanos (DDHH), ética en la acción humanitaria y comunicación en momentos de crisis, impartido por técnidos de RET a funcionarios y aspirantes en formación de Protección Civil y el cuerpo de Bomberos de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, en el estado Táchira.

No hay paz sostenible sin protección y pleno ejercicio de los DDHH, lo cual constituye un desfío en situaciones de crisis humanitaria donde los derechos son vulnerados y la población está expuesta a grandes riesgos. Frente a entornos de alta vulnerabilidad, las autoridades y funcionarios públicos, así como todos los actores invlucrados en la acción humanitaria, deben garantizar un abordaje incluyente y ético, con procesos de comunicación oportunos, claros y transparentes, con prudencia y veracidad.

Los valores de dignidad, solidaridad y compasión fueron compartidos no solamente por este cuerpo de Bomberos y Protección Civil, sino también promovidos por la Red de jóvenes activos de la Grita, quienes crearon un mural para recordar a la comunidad la necesidad de mantenerse trabajando unidos por la paz.

 

Los jóvenes participantes de este proceso afirman que el trabajo en equipo y el respeto al otro son elementos esenciales para la construcción de la paz. Estos forman parte de sus prácticas cotidianas y lo que ha permitido la consolidación de su grupo.

Acciones como esta forman parte de un conjunto de estrategias que implementa RET en Venezuela, para promover la integracion y la inclusión, así como para sensibilizar en torno a estos temas, a los diversos actores de la comunidad: líderes de base, autoridades públicas, docentes y directores de escuelas, entre otros.

PRIMER FORO DE COMUNICACIÓN PARA LA PAZ

Panamá.- En ocasión del Día Mundial de la Paz, que se conmemora cada año el 21 de septiembre, RET Internacional ha preparado un conjunto de actividades que tienen como objetivo sensibilizar en torno a este relevante tema, así como generar reflexiones sobre los procesos de construcción de protección de la paz. Estas iniciativas se desarrollan como parte de la Campaña Regional LO QUE NOS UNE, sostenida por la organización para promover la integración, la cohesión social y la paz.

El pasado 18 de septiembre, en el Aula Magna de la Universidad Santa María la Antigua (USMA), en Ciudad de Panamá, se realizó el primer foro “Comunicación para la Paz”, el cual se realizó gracias al trabajo conjunto de la oficina para América Latina y el Caribe de RET Internacional, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en el país (PNUD Panamá) y la escuela de Comunicación Social de la USMA.

Unas 80 personas, entre estudiantes y profesores, se dieron cita, para escuchar las ponencias de Gloria Manzotti (especialista de programas en PNUD Panamá), Markel R. Méndez H. (Director de Comunicaciones de RET) y el prof. Mario Muñoz (de la escuela de Comunicación Social de la USMA).

En la primera presentación, Manzotti reiteró el llamado a que desde todos los sectores nos sumemos el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, para así aterrizar en la importancia que tienen los procesos de comunicación, en su sentido más amplio, en el logro de una sociedad más justa y de altos niveles de bienestar. Distinguió en su discurso distintas miradas sobre los medios y las nuevas dinámicas informativas a través de las tecnologías; hoy como nunca antes de la historia de la humanidad los medios de comunicación y sus contenidos están expuestos a un público más crítico, que espera de todos los actores sociales un compromiso para generar una cultura de paz: “Es una invitación para realmente hacer efectiva esa sociedad pacífica y hacer efectivo un ejercicio de la profesión que nos permita ser felices con lo que hacemos y poder generar esas transformaciones sociales.”

La mirada sobre los medios de comunicación ha cambiado, porque ahora vivimos en el territorio de la multiplicidad, donde todos producimos e intercambiamos contenido de manera constante. Manzotti convocó a los presentes a escuchar las nuevas voces y reconocer los nuevos lenguajes que se han gestado en la actualidad, para afirmar, finalmente que “hay que construir desde lenguajes inclusivos”.

Méndez, el segundo en exponer, partió de los escenarios de violencia más visibles en la región de América Latina y el Caribe, en torno a los cuáles se desarrolla parte del trabajo de RET Internacional. A partir de este abordaje, reconoció que en los medios de comunicación y en las redes sociales hay una creciente narrativa de la violencia, que está ganando espacios y provocando profundas divisiones en la sociedad. Tal como el comenta “la comunicación tiene que ver con el intercambio, intercambio de contenido, un intercambio simbólico. A través de los intercambios simbólicos que hacemos, generamos nuestra visión de la realidad. Esta percepción de la realidad puede promover la paz o puede promover el conflicto y la violencia, puede promover el desarrollo, mejor calidad de vida o puede promover todo lo contrario, el deterioro de nuestras condiciones de convivencia.” El llamado de atención planteado insiste en la corresponsabilidad que todos compartimos, en el proceso de producción de contenido que intercambiamos diariamente.

Todos somos, en cierto sentido y gracias a las tecnologías de comunicación e información, comunicadores con amplia capacidad para generar y multiplicar contenido; de allí que podamos elegir entre fortalecer el discurso del odio o generar relatos que convoquen al respeto, el reconocimiento de la diversidad cultural y el fortalecimiento de la paz. “Tenemos una oportunidad increíble de aprender de los demás, de fortalecer los imaginarios de la paz, de superar los estereotipos y finalmente, la invitación es a que uses tu propia voz, porque cada voz cuenta.”

Finalmente, el prof. Muñoz presentó una lectura crítica del manejo de información por parte de los medios de comunicación, con énfasis en la prensa desde su visión de amplia experiencia como periodista. De esta manera ofreció a los estudiantes presentes una reflexión sobre cuál es el tratamiento adecuado de la información y la manera en que ello tiene influencia en las percepciones colectivas. También dio a conocer la importancia de la diversidad y la riqueza multicultural en los medios, compartiendo así que “en lo esencial del periodismo está el no sólo escuchar la versión oficial o al que se opone frontalmente a la versión oficial; lo esencial del periodismo es reconocer y escuchar más, a la riqueza de la diversidad de visiones, a la diversidad cultural, a las versiones múltiples que ofrecen tanta riqueza”.

Durante toda su presentación estableció una relación directa entre paz y justicia, insistió en la importancia de recuperar los valores culturales que compartimos en el país y en la región, para finalmente afirmar que “el buen periodismo construye la paz y la democracia”.

La profesora Rosa Guizado, directora de la escuela de Comunicación Social de la USMA, tomó la palabra para agradecer a los asistentes y plantear las interrogantes que abrieron el debate en torno a las implicaciones que tiene en la región una práctica de Comunicación y Periodismo para la Paz.

El diálogo dinámico que se produjo entre los asistentes y los expositores, tocó temas tan diversos como la equidad de género, la justicia social, los riesgos a los que se enfrenta el periodista en el ejercicio de su oficio, todo ello siempre teniendo como núcleo la necesidad de lograr una práctica profesional de la comunicación que sea socialmente responsable y genere una cultura de paz.

Este encuentro, impulsado por RET Internacional en América Latina y el Caribe, con el apoyo de la escuela de Comunicación de la USMA y la participación comprometida de PND Panamá, es el punto de inicio de otros encuentros que son promovidos para impulsar un mensaje de integración, cohesión social y paz.