Encuentro de grupos juveniles del Táchira

Venezuela.- En el estado Táchira, son tres los grupos juveniles facilitados e impulsados por RET en Venezuela. Estos están formados por jóvenes de distinta procedencia, algunos de familias que se encuentran en condición de refugiadas, otros solicitantes de asilo, migrantes y locales. Han aprendido a convivir sobre la base de la solidaridad, a compartir espacios de diálogo y encuentro, fortaleciendo su participación y la de sus comunidades.

En el trabajo constante por la promoción del respeto hacia los demás, la confianza y la interculturalidad, se realizan a lo largo del año diversas actividades comunitarias: encuentros culturales y artísticos, juegos recreativos para niños y jóvenes, caminatas, conversatorios, concursos, entre otros.

Es una ocasión especial cuando los tres grupos del estado Táchira pueden encontrarse, lo cual ocurrió en pasado mes de junio en la ciudad de La Fría. Padres, madres y representantes de estos jóvenes también se involucraron en la organización y realización del evento. El canto, el baile, las manifestaciones artísticas, el arte circense e incluso la comida típica de distintas comunidades y regiones tuvieron presencia en esta tarde para el compartir y el fortalecimiento de los lazos que unen a estas comunidades.

Los jóvenes participantes estrechan así sus vínculos, aprenden valores de trabajo en equipo y amistad, generan una visión positiva de sí mismos y de sus familias y comunidades, lo que les fortalece frente a los riesgos del entorno y les ofrece la oportunidad de ser actores de cambio.

Actividades como esta forman parte de una estrategia mayor, que busca el fortalecimiento y la inclusión social de familias en situación de vulnerabilidad, reduciendo la discriminación e impactando positivamente en la percepción que tienen como grupo social y comunidad. La campaña “Lo que nos Une” tiene como objetivo promover la integración y la convivencia pacífica, allí donde RET tiene presencia.

Por otra parte, estas acciones impactan en el funcionamiento de Redes Juveniles, ofreciendo oportunidad para que los jóvenes que las componen conozcan sus costumbres y desarrollen una visión común de sus procesos de integración y participación.

Integración por una Vida Mejor

“¿Por qué hay gente que se cambia de país? ¿Qué la empuja a desarraigarse y dejar todo lo que ha conocido por un desconocido más allá del horizonte? ¿Qué le hace estar dispuesta a escalar semejante Everest de formalidades que le hace sentirse como un mendigo? ¿Por qué de repente se atreve a entrar en una jungla foránea donde todo es nuevo, extraño y complicado? La respuesta es la misma en todo el mundo: la gente se cambia de país con la esperanza de encontrar una vida mejor”.

Esmeraldas, Ecuador.- Esas son preguntas planteadas por Yann Martel, escritor canadiense creador de la novela La vida de Pi (2001). La inquietud detrás de estas preguntas sigue completamente vigente en la actualidad, para muchas personas migrantes y refugiadas en todo el mundo. Fueron estas interrogantes las que se plantearon las decenas de jóvenes y cientos de personas que participaron del encuentro por el Día Mundial del Refugiado en los espacios públicos de las comunidades del cantón San Lorenzo, en Ecuador.

Jóvenes líderes y organizados, como el grupo JORES (Jóvenes Replicadores de Esmeraldas), facilitado e impulsado por RET Internacional, participaron de diversas actividades en las comunidades de Palma Real y Santa Rita, junto a otros adolescentes y jóvenes para quienes esta experiencia constituyó un espacio relevante y de mucho aprendizaje. El énfasis de esta iniciativa estuvo en brindar información y sensibilizar a la población local en torno a los desafíos que enfrentan las personas refugiadas en el Ecuador, al tiempo de promover la participación y la integración comunitaria.

Lina  Oprobio, del grupo  JORES, nos comenta: “fue  muy hermoso compartir con los jóvenes  de Santa Rita, San Lorenzo y Centro Educativo Ancón De Sardinas, porque son los grupos con los que venimos trabajando este año en distintas capacitaciones. Pudimos compartir la campaña Lo que nos Une y así mirar cómo apoyar a los refugiados e integrarnos más, entender que todos somos seres humanos y podemos ser parte de esta comunidad al unirnos más.”

Jóvenes de grupos artísticos utilizaron el teatro y la danza como vía para promover su mensaje de integración e inclusión, abordando la mitología propia de la región y compartiendo expresiones propias de la cultura local, lo que fortalece el sentido de pertenencia de todos los participantes.

“Fue una gran jornada, de mucho impacto para la población local e informativa con respecto a los derechos que tienen los refugiados en el país”, dice Lupo Pera Rentería, de la Unidad Educativa Ancón de Sardinas.

De este modo, tanto las organizaciones participantes -RET Internacional, Asylum Access, HIAS, Servicio Jesuita para Refugiados, ACNUR, Misión Scalabriniana-, como las autoridades públicas -Defensoría del Pueblo, Defensoría  Pública y Gobierno Municipal de San Lorenzo-, unieron esfuerzos para que todos los adolescentes y jóvenes participantes, refugiados y locales, sintieran que sí es posible realizar ese sueño de una vida mejor.

Jóvenes en Panamá por la Diversidad Cultural

Panamá.- El pasado mes de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Diversidad Cultural. Entre las actividades promovidas y desarrolladas por RET Internacional en la región de América Latina y el Caribe, se incluye el apoyo al grupo Evolución Artística y Cultural de Adolescentes y Jóvenes (EACAJ) en la Feria Estudiantil del Colegio Ramón Cantera en Ciudad de Panamá.

En ese espacio, los jóvenes de EACAJ compartieron con los estudiantes de bachillerato sus vivencias en el camino de la participación juvenil, así como sus mensajes de inclusión e integración. Este encuentro produjo diversas expresiones a favor de la diversidad cultural, que fueron recogidas en varios videos que compartimos a continuación.

Espacios para el compartir, para la reflexión y para la valoración de LO QUE NOS UNE, son esenciales para la construcción de una sociedad fuerte y equitativa, donde todos caben.

Celebrando y promoviendo la Diversidad Cultural

Costa Rica.- Todos pueden sentir el ambiente de respeto y aceptación que impera en cada encuentro, por eso los jóvenes asistentes participan con apertura, seguros de que serán escuchados y ávidos de compartir sus reflexiones en torno a los temas propuestos.

En cada sesión de trabajo, cada encuentro, el equipo responsable se ocupa de que la dinámica sea integradora, porque esto es característico del trabajo que desarrolla RET Internacional.  La diversidad es valorada en todas sus manifestaciones, especialmente cuando se trata de la dimensión cultural, que es un elemento tan importante en la configuración de la identidad individual, grupal y colectiva.

A eso se debe que, el pasado 21 de mayo, se conmemorara el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo con una jornada especial de trabajo con un grupo de preadolescentes, en la cual se generó un espacio de aprendizaje sobre técnicas de adaptación e integración a través de dinámicas y juegos de grupo.

Adolescentes y jóvenes enfrentan distintas formas de discriminación y violencia, lo que puede manifestarse a través de problemas de adaptación en la escuela o en cualquier nuevo contexto, por el rechazo de sus pares, y convertirse en aislamiento de su entorno e incluso de sus familias. Esta es una situación creciente en el mundo y que exige atención inmediata.

Por ello el equipo de RET en Costa Rica ha venido desarrollando diversos procesos para promover la inclusión y la integración, al generar prácticas para la prevención del bullying o acoso escolar, impulsar el respeto a la diversidad, así como la aceptación de las diferencias. Los preadolescentes participantes tuvieron la oportunidad de identificar cómo son protagonistas de sus propias historias y de aprender formas de no ser víctimas de discriminación.

El grupo estuvo conformado por jóvenes preadolescentes migrantes, con edades entre 10 y 13 años, que tienen menos de dos años de vivir en Costa Rica. El objetivo principal fue generar un espacio de integración que les permita desarrollar habilidades sociales y mejorar la confianza en sí mismos, de forma que puedan desenvolverse satisfactoriamente en su entorno actual.

En RET tenemos la visión de generar un cambio social y vencer la discriminación y la xenofobia, lo que sabemos es un trabajo de largo plazo dentro del cual se logran avances progresivos. Adolescentes y jóvenes son los protagonistas de este proceso y quienes tienen las mejores capacidades para enfrentar este reto.

El Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo es un momento ideal para reflexionar sobre los procesos de inclusión e integración, tan necesarios y pertinentes tanto en Costa Rica como en toda la región de América Latina y el Caribe. RET Internacional se suma al llamado y desarrolla acciones concretas a favor de un Mundo más inclusivo y solidario.

Jóvenes en Venezuela celebran la Diversidad Cultural

RET en América Latina y el Caribe impulsa la organización y participación juvenil en la región, promoviendo la inclusión y la integración.

El pasado 21 de mayo se celebró el Día Mundial de la Diversidad Cultural, tema en torno al cual grupos juveniles del estado Zulia, en Venezuela, desarrollaron encuentros y actividades comunitarias.

Estas agrupaciones desarrollaron un encuentro para celebrar las distintas culturas de sus miembros, reconociendo el valor de las expresiones venezolanas y colombianas principalmente, pero insistiendo en la apertura hacia la diversidad de costumbres y perspectivas del mundo.

Para difundir su mensaje, han creado un video (que puede verse al final de este texto), en el cual afirman que “La diversidad cultural es lo que nos define como personas, es lo que nos hace diferentes pero también unicos, y es también lo que nos une. Alrededor del Mundo hay muchas culturas diferentes, hay muchas maneras distintas de pensar, pero eso no debería separarnos, ni generar discriminación; al contrario, debería unirnos, hacernos mejorar como personas, que todos estemos unidos”. 

Otro joven llega a decir que “Si no hubiese diversidad cultural la vida no tendría sentido, porque no fuese libre sino como un manual que hay que aprender. Lo bueno de la diversidad cultural es que podemos experimentar cosas nuevas a través de personas y lugares que vamos explorando…”

Finalmente se dirigen a todo aquel que quiera escuchar: “Hacemos la invitación para que se respeten las diversas culturas, para decirle no a la discriminación… ¡Que viva la diversidad cultural!”

He aquí su creación audiovisual: