UN DIAMANTE PARA SANAR HERIDAS

-ESTE GRUPO PARA MUJERES ES UN ESPACIO PARA LA REPARACIÓN SIMBÓLICA Y RECUPERACIÓN DE QUIENES HAN SIDO VÍCTIMAS DE VIOLENCIA-

RET Internacional en Costa Rica.

La violencia basada en género es una realidad en todo el mundo. América Latina y el Caribe no escapa a ello, con una alta tasa de maltrato hacia la mujer, expresado en maltrato psicológico, acoso, violencia física y hasta la muerte. Para octubre de 2015, el 36% de las mujeres de esta región habían sufrido algún tipo de maltrato, según se expresó en la conferencia de la OEA para la evaluación de los avances contra la violencia.

Este es el contexto en el cual iniciativas como la del grupo de mujeres Diamante Azul cobra especial relevancia. Conformado por un grupo de mujeres de distintas edades y nacionalidades, se ha constituido en un espacio para sanar heridas y recuperar la seguridad. Quienes conforman el grupo han sido víctimas de violencia, por ello se han enfocado en su recuperación, en fortalecer su resiliencia, su autoestima y procurar la autoafirmación.

20160118_15242320160118_154426

Cada 15 días se produce un encuentro, ese lapso que facilita la interacción e integración de las mujeres que acuden para compartir sus historias y recomponer sus vidas. Así se van creando redes de apoyo y posibilidades de contención entre las participantes.

En su proceso de abordar la violencia de género, en las sesiones recientes se ha partido de un trabajo corporal. La proyección de una imagen a través del movimiento y del juego de las estatuas, ha generado el diálogo y un conjunto de reflexiones en torno a este difícil tema. Elementos como el reconocimiento de la individualidad, el desarrollo de la autoestima, las percepciones y los prejuicios, es parte de lo revisado a través de este ejercicio, desarrollado en los espacios de RET en Costa Rica, en Belén.

23

Algunas de las participantes reconocieron patrones de aislamiento, soledad, temor y otras emociones negativas, representadas corporalmente. Durante la dinámica el grupo fue moviéndose hacia la solidaridad y el hecho de estarse acompañando en un proceso de revaloración y recuperación de los propios espacios de vida.

El grupo Diamante Azul cumple con una labor muy importante en la realidad que viven muchas mujeres en la actualidad, el eco que producen sus acciones abre la posibilidad de la reconciliación, al tiempo que exige mayor conciencia de todos para prevenir y evitar la violencia basada en género o en cualquiera de sus formas.

Escuchar sus voces, reconocer sus historias, es parte necesaria del proceso de reparación simbólica indispensable para su integración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s