LA VULNERABILIDAD QUE SE TRANSFORMA EN RESILIENCIA

– EN LA CONMEMORACIÓN DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER –

La Organización de Naciones Unidas (ONU) declara en 1975, de manera oficial, que el 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. Lo más relevante de esta fecha es que reivindica la igualdad de derechos, en el marco de una labor sostenida por mujeres en todo el mundo quienes por más de 90 años han luchado por la justicia, la paz y el desarrollo.

El primer acuerdo internacional que afirma el principio de igualdad entre hombres y mujeres, suscrito en el seno de la ONU, se concretó en 1945. Desde entonces se ha seguido promoviendo la participación de las mujeres en condiciones de igualdad para el logro del desarrollo sostenible, la seguridad y el respeto a los derechos humanos.

El quinto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es “lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”. Se reconoce que en la actualidad, aunque se han logrado muchos avances como un acceso igualitario a la educación, siguen existiendo manifestaciones de discriminación y violencia hacia la mujer en todo el mundo.

Es significativo ver que en particular cuando se trata de mujeres en condición de vulnerabilidad por pobreza, dificultades de acceso a educación y salud, o aquellas que se han visto en contextos de crisis por violencia, desplazamientos forzados o desastres de origen natural, los factores de discriminación se acentúan, teniendo un impacto mucho mayor en ellas y sus familias.

Es por ello que RET Internacional, en su trabajo alrededor del mundo, insiste en brindar protección a las jóvenes mujeres a través de la educación en su sentido más amplio. Ejemplo de ello es el Centro para Mujeres “Mi Vida” de Süleymaniye, en la región suroeste de Turquía, donde renuevan sus esperanzas más de 500 alumnos. Niñas y mujeres de Siria, así como de Turquía, han encontrado un espacio seguro para aprender inglés y turco, lograr su alfabetización informática, desarrollar habilidades para la vida, así como prevenir y contrarrestar la violencia de género.

En América Latina y el Caribe el rol de la mujer también es especialmente relevante en los programas de atención a familias en situación de vulnerabilidad. En el caso del trabajo con población refugiada en esta región, el rol de la mujer es fundamental para el sostenimiento de la identidad en el proceso del desplazamiento forzado y el establecimiento en las comunidades de acogida; son ellas quienes transmiten a sus hijos e hijas las tradiciones, las raíces que les conectan y que, paradójicamente, constituyen la base para una verdadera adaptación e integración en otros países.

Líderes comunitarias que promueven la defensa de los derechos para el acceso a educación y salud, grupos de mujeres para reflexionar y desarrollar habilidades que les permitan superar y enfrentar la violencia basada en género, su empoderamiento para brindar apoyo a otras mujeres, hacen parte fundamental del trabajo de RET Internacional.

Pero no solamente en lo que respecta a identidad cultural y sentido de pertenencia la mujer juega un papel central, también en lo relativo al sostenimiento de sus familias es así. Según el Banco Mundial de la Mujer, las mujeres realmente invierten para que sus familias salgan de la pobreza, por lo que su acción tienen mucho impacto en su entorno y comunidades; la experiencia de RET Internacional confirma la tesis de que son ellas quienes más protegen a los miembros de sus familias, considerando esto una prioridad en los procesos de recuperación de sus medios de vida, a través de actividades productivas.

Aunque por su condición de género experimentan mayores vulnerabilidades, en un mundo donde se subestima su capacidad, se les hace más desafiante el acceso al empleo, se les atribuyen las mayores responsabilidades en el hogar y con los hijos -muchas veces mermando sus posibilidades de desarrollo individual-, son ellas también quienes muestran las mayores capacidades de recuperación, una resiliencia inagotable que impacta profundamente en sus familias y comunidades.

En el Día Internacional de la Mujer queremos recordar el ejemplo que día a día ofrecen las mujeres en diversos contextos y situaciones, y sobre todo reconocer a aquellas que frente a las más extremas adversidades se han levantado e impulsado transformaciones para ellas y para todos en sus entornos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s