Participación juvenil en la recuperación de los medios de vida

En Quito, Ecuador, luego de varios años de un proceso que refleja el trabajo de RET Internacional en la región de América latina y el Caribe, contamos con una red consolidada de jóvenes que participan activamente en distintas actividades y proyectos. Ellos se autodenominan “Jóvenes X”, como reflejo de su apertura y aceptación, reforzando el mensaje de no discriminación e integración.

Ahora ha llegado el momento en que un equipo de 5 jóvenes integre una actividad productiva, bautizada como PEZ. Su emprendimiento consiste en la oferta de servicios de serigrafía (estampados sobre tela) y confección textil (bolsos y accesorios). Cuentan con un taller propio, facilitado por RET, con equipos de producción y un programa de capacitación y fortalecimiento.

Llegar a este punto en la evolución de un grupo juvenil no es tarea fácil ni de poco tiempo, se trata realmente de un proceso que durante varios años ha venido madurando RET Internacional en el trabajo con jóvenes en Costa Rica, Ecuador, Panamá y Venezuela. En los 3 años recientes el aprendizaje obtenido y la fuerza en la gestión de organización y capacitación de jóvenes, ha experimentado un impulso extraordinario, a tal punto de lograr la constitución de múltiples redes socioculturales, así como procesos de recuperación de medios de vida con jóvenes de cada país mencionado.

La integralidad del enfoque que tiene la organización en su acción alrededor del mundo facilita la labor: atención psicosocial, asistencia durante la crisis o emergencia, generación de redes socioculturales y sobre todo educación en su sentido más amplio, para el desarrollo de capacidades laborales y habilidades para la vida.

Seis años de desarrollo de la metodología de medios de vida, a través de la intervención sistemática en la región de América Latina y el Caribe, permite complementar los elementos mencionados con el desarrollo de competencias para emprendimientos y manejo de pequeños negocios.

Es importante comprender y asumir que los y las jóvenes no vienen sin capacidades, sino que ellas se podrían haberse visto minimizadas por los cambios bruscos y el impacto emocional del desplazamiento; sin embargo estos jóvenes están dispuestos a aprender y avanzar con todas sus fuerzas para recuperar su futuro.

Los integrantes de Jóvenes X, en Quito, recibieron en primer lugar apoyo psicosocial, además de la posibilidad de participar en distintos talleres y actividades para el desarrollo de habilidades para la vida, para el trabajo en equipo, y técnicas en áreas concretas tales como: habilidades de comunicación, trabajo en equipo, resolución de conflictos, fortalecimiento de valores, entre otras.

Además se les brinda formación para el desarrollo de su capacidad de expresión (poder hablar y ser escuchado), desarrollo de competencias socio-emocionales; de este modo se abre el camino para la generación colectiva de mecanismos de protección frente a situaciones de riesgo o amenazas: violencia, explotación, asociación de grupos de riesgo, discriminación.

En ese proceso emergen sus conocimientos naturales y las destrezas que traen de su país de origen. Fue así como el equipo que hoy constituye PEZ se manifestó inicialmente con diversas habilidades: uno de los jóvenes sabe coser, el otro tiene nociones para el estampado sobre tela, otro ha tenido experiencia en ventas y finalmente todos están dispuestos a aprender y quieren desarrollarse.

Daniel es uno de los líderes de PEZ, aunque ellos se consideran todos líderes y trabajan en un ambiente de respeto. Es así como, con el apoyo de RET, se fundó este emprendimiento, con la apertura de un taller de costura y serigrafía, donde ya han empezado a producir sus primeras piezas.

Para Daniel este ha sido un cambio significativo. Reconoce que cuando llegó al grupo Jóvenes X no sospechó que le transformaría la vida de este modo. Pasaba sus días acostado, sin expectativas, él mismo relata que su estado inicial era de abandono frente a las adversidades que a él y su familia les tocó enfrentar.

Pero Jóvenes X y sobre todo la actividad productiva PEZ le ha permitido recuperar su fuerza y volver a plantearse metas. Ahora aprenden unos de otros, los más hábiles para la costura complementan su labor con quienes prefieren estar en el área de diseños y estampados, mientras que otros compañeros se encargan de las ventas y de llevar las cuentas.

¿Y los ingresos? Por ahora deben reinvertirlos en el negocio para hacerlo sostenible, pero su apertura y la confianza natural que se dan los jóvenes unos a otros, les permite concluir que los repartirán en partes iguales. Mientras el equipo técnico de RET continúa acompañando, estableciendo para ellos controles sobre horas de dedicación, costos y estimación de precios para los productos, de modo que pueda ser sostenible su iniciativa.

Daniel es uno de muchos jóvenes en la región que está labrando una nueva vida, PEZ es uno de varios emprendimientos que consolida su actividad en los países de América Latina y el Caribe. Todos ellos forman parte de un cambio posible, desde el hoy y hacia el mañana, donde sean sostenibles entornos de paz y convivencia en integración.

Entrevistas – Video

Daniel (joven de 19 años, refugiado. Participante de PEZ)

Carol (joven de 17 años, refugiada. Participante de PEZ)

Peter (responsable de animación sociocultural en Quito)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s